Los 10 mandamientos para convivir en un piso compartido

Vivir con compañeros de piso: puede ser la mejor o la peor experiencia de tu vida, y nunca se sabe hasta que te mudas.

Puede que hayáis sido amigos íntimos durante años, pero en el momento en que te vas con él/ella a vivir quizás descubras que realmente nunca los conociste.

Y mudarse con gente random es cuanto menos inquietante: seguro que parecían encantadores cuando ibas de visita al apartamento, pero eso era cuando se comportaban perfectamente.

¿Cómo podías saber que Alex tiene el hábito de subir el codo un poco más de la cuenta y Carla insiste en tocar el tambor y el bajo hasta altas horas? Por alguna razón se olvidaron de comentar eso.

 

Sin embargo, mudarse con las personas adecuadas, y vivir con compañeros de casa es muy divertido: siempre tienes amigos preparados, ya sea para una salida nocturna espontánea o para un partido de basket.

Teniendo en cuenta vamos a estar compartiendo piso durante mucho tiempo, es importante que hagamos de nuestros pisos y apartamentos lugares guays. Y con eso en mente, aquí están …

6. No te comerás los alimentos que no te pertenezcan (al menos sin permiso)

Ah, que solo ibas a pedir prestado “un poquito” de mi leche, ¿verdad, Vanessa? Bueno, pues ahora no puedo comer mis cereales y ¿así qué se supone que debo desayunar, hmm? 

7. No debes dejar ningún pelo ni excremento corporal alrededor del lavabo, la ducha o el inodoro.

Limpiar el desorden de la comida de alguien es una cosa, limpiar su desorden personal es otra. Y es asqueroso. Si has atascado el desagüe de la ducha con tu pelo o lo has tirado por los lados del baño, por favor sé decente y límpialo.

8. No ocuparás la cocina durante horas y horas durante el momento de la cena.

Muchas personas que intentan cocinar varias comidas diferentes en una cocina es una locura. Y seamos honestos: la mayoría de nuestras cocinas son tan pequeñas que solo hay espacio para dos o tres personas a la vez. Pero todo el mundo quiere comer, así que no esparzas tus utensilios y electrodomésticos en todas las superficies de la cocina.

Los mandamientos para compartir piso

Fregarás los platos cada vez que cocines.

¿Hay algo peor que ir a la cocina para preparar un sofrito y para encontrarte que el wok tiene unas viejas y crujientes hojitas pegadas y que tengas que fregarlo antes de poder hacerte una cena rápida y saludable? Maldito seas, Fernando.

2. No tendrás relaciones sexuales escandalosas con tus compañeros en casa.

Nadie quiere escuchar a nadie más teniendo sexo, así que sé considerado. O simplemente espera a que tus compañeros de piso salgan y luego desata tu lado salvaje. Si de repente escuchas que suben el volumen de la música de manera, coge la indirecta.

3. No olvides de bajar la basura.

Hasta dónde puedes aplastar los desperdicios en la basura. Déjalo, ya no cabe más, baja la basura.

4. No te darás duchas largas a horas distintas cada mañana.

“¿Por qué llegaste tarde al trabajo esta mañana?” Pregunta tu jefe. “Bueno, Carlos acababa de meterse en la ducha cuando tenía que lavarme los dientes y se estaba lavando el pelo y afeitándose, así que tuve que esperar quince minutos, jefe”, respondes. A tu jefe creo que no le sienta bien.

5. No llevarás grupos de gente a casa sin avisar antes a tus compañeros.

Cuando llegas a casa después de un largo día, lo último que deseas es encontrarte con mucha gente que no conoces y que no esperabas en tu hogar. Al menos, si te hubieran advertido, podrías haber encontrado una excusa creíble de por qué estarás estás en plan antisocial y te esconderás en tu habitación.

 

9. En cuanto a la limpieza.

Los desafios:

  • Las personas pueden tener expectativas muy diferentes sobre lo que está limpio y lo que no;
  • Cada uno tiene una tolerancia diferente al desorden;
  • Algunas personas están acostumbradas a que otras limpien después de ellas;
  • Muchos compartidores no saben realmente cómo limpiar el baño, el horno, etc.

Aquí hay algunas soluciones posibles:

  • Mantén el desorden en tu propia habitación: es tu espacio, haz con él lo que quieras;
  • Siempre limpia después de usar las zonas comunes;
  • No dejes las cosas durante días;
  • Crea una horario para los espacios que necesitan limpieza continua (por ejemplo, baño, inodoro);
  • Contrata un servicio de limpieza

10. Respeta el descanso

Te sorprenderás de lo lejos que viaja el ruido. Ten en cuenta si las paredes son delgadas y se respetuoso cuando otros estén en el piso. Si las personas estudian o hacen turnos de trabajo, es probable que sean mucho más sensibles al ruido.

Comments are closed.
Abrir chat
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?